martes, 13 de noviembre de 2012

Cada día cruzo el parque. Y cada día paso frente al mismo hombrecillo.
Sentado en un banco verde, mirando la nada y sonriente.
Y pienso ¿por qué coño sonreirá? Hace frío, llueve, se tapa con 4 cartones, vive de limosnas, está viejo, sucio y por su aspecto, no muy sano.... ¡no lo entiendo!
Día tras día paso, lo miro, me mira, sonríe y yo me hago la misma pregunta.
Hasta hoy.
Esta mañana me he acercado a Él y le he mirado a los ojos, de  frente. Quería hacerle un millón de preguntas, estaba más que dispuesto a reprocharle aquella sonrisa.
Pero entonces ha levantado la vista y me ha mirado.
Y me ha sonreído.
Y mis palabras han dado media vuelta y se han escondido avergonzadas de su descaro.
En silencio me he sentado a su lado y he encendido un pitillo ofreciéndole otro al hombrecillo, que ha aceptado de buen grado.
Una calada, otra y a la tercera, una leve sonrisa ha aparecido en mis labios.
Otra calada y esta vez, la sonrisa llega amplia, abierta, confiada.
Otra más y estallo en carcajadas.
El hombrecillo me mira y por primera vez su gesto es serio.
Entonces se levanta y furioso me espeta:
- ¿Y tú de qué coño te ríes? Trabajas 12 horas al día por una miseria que no te da ni pa pipas. Vives inmerso en una sociedad que ni siquiera sabe que existes. Tu casa y tu nómina son propiedad del banco. Tu novia te ha dejado y se ha llevado el perro...
 En serio ¿de qué coño te ríes?
Me atraganto con la risa y me dan arcadas.
Tiene razón ¡joder que si la tiene! 
¡Puto viejo!
Se sabe mi vida mejor que yo.
Me quedo petrificado, mudo, acojonado.
Y entonces el hombrecillo toca mi hombro.
No sé si mirarle o echar a correr. Opto por mirarle.
Nos quedamos frente a frente con la vista cada uno clavada en el otro.
Y entonces sucede.
Las carcajadas comienzan a fluir solas, sin control, sin sentido... pero sientan tan bien...
- ¡Puta vida chico! dice el hombrecillo.
- ¡Reputa, puta y putón! contesto yo.


15 comentarios:

  1. Sabio, muy sabio el viejito..Me parece que se rie de la sociedad y de su libertad :) Genial manita! Abrazote de oso

    ResponderEliminar
  2. Increíble, me gusta el dejo de ironía

    ResponderEliminar
  3. Ahhhh una historia harta simpática y sin embargo tan cargada de verdades, que de alguna forma todos llevamos una gran carga a las espaldas que nos hace la vida difícil :(

    ResponderEliminar
  4. Ya era hora que le quitaras las telarañas a tu rincón:))
    No me extraña que el hobrecillo se ria. Somos esclavos de nuestra libertad.
    Espero que no tardes otros seis meses en volver:))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Amiga Silvia, me alegra saber que ya andas en posición de compartir sentimientos en el blog.
    Mi cariño,
    Rosa María Milleiro
    http://poemas-rosamariamilleiro.blogspot.com.es

    /

    ResponderEliminar
  6. Bonito relato este que te devuelve a nosotros, tus seguidores.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Buen texto, me gusta ver que esto ssigue activo :)

    ResponderEliminar
  8. Sil, amiga, en diciembre se publica en España mi nueva novela Ella, ella, ella, y viene con gira poética y presentaciones. Te mantendré al tanto, quizás podamos coincidir, saludos...

    ResponderEliminar
  9. Hola Silvia, hacia tiempo que no pasaba por tu espacio,
    ya ha llegado el mes mas entrañable del año, cargado de alegrías para unos y lleno de nostalgias para otros por los seres mas queridos que ya no están, al mismo tiempo con la tristeza de todas aquellas personas sin hogar, de todo corazón deseo que la paz y la felicidad visiten tu casa y disfrutes de estas fiestas con tus familiares.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me parece que aquí se cumple eso de... más sabe el diablo por viejo que por diablo. Bacano post.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar
  11. Desejo a vocês um Natal maravilhoso

    Deixe que o amor preencha o seu coração
    Enquanto a paz encha sua alma
    1Manview

    ResponderEliminar
  12. saludos,
    Otra año ha pasado, pero todavía me acuerdo de mi amigo al otro lado del mundo.
    Espero que usted encuentre en buen estado de salud y me encantó ...
    Feliz año nuevo
    1ManView

    ResponderEliminar
  13. Ouvi o vento e a música
    Procurando um porto na madrugada
    Ouvi a chegada de um navio
    Julguei sentir uma voz amada
    Uma criança jogando lama ao meio dia
    Embrenhada e perdida na alma
    Com rimas colorindo pálpebras de nostalgia

    Doce beijo

    ResponderEliminar