sábado, 22 de enero de 2011

ADOLESCENCIA


- Mamá, me voy que he quedado
- ¿Y dónde vais?
- Por ahí, no se...
- ¿Y con quién vas?
- Pues con los colegas, ama ¡tienes unas cosas!
- Mira a ver donde vas y lo que haces ¿eh?
- Ama, que ya tengo 13 años...
- Por eso..
- Por eso ¿qué? ¿qué te piensas que voy a hacer?
- No lo se, sólo te digo que tengas cuidado hija.
- Pues haré lo mismo que hacías tu con mi edad ¿no?
- ¡Dios mío! ¡Castigada sin salir!

41 comentarios:

  1. Hola Silvia,siempre atados de una u otra manera a la eterna adolescencia..cuántas veces vivida...? gracias por tus bellas letras, un placer, pasa buen sábado, besos múltiples...

    ResponderEliminar
  2. Oi amiga, se entendi corretamente, é isso mesmo...os filhos qundo chegam numa certa idade nos olham com outros olhos, sinal de que estão começando a ficar mais independentes...
    Um abraço na alma...bom fim de semana
    Beijo

    ResponderEliminar
  3. todo cae encima, decia mi madre

    besos

    ResponderEliminar
  4. jajajajaja qué quemada la tuya Silvia ¿pues qué hacías a los 13 niña? jejejeje...
    Van apapachos y cientos de besos ;)

    ResponderEliminar
  5. mala respuesta... hay que ver... lo que una hacía y ahore esta sobreprotección...Nadie aprende en cabeza ajena, cierto.
    :)

    ResponderEliminar
  6. ja ja ja


    ese si que es un ciclo intermiable que estoy empezando a vivir con mi little family que igual acaba de cumplir 13

    X-D

    Xhaludos Silvia!

    ya nos hacemos seguidores de tu blog y lo incluimos en nuestra lista de blogs

    www.xhabyra.com

    ResponderEliminar
  7. ...tiene arte el temita...el mio tiene 11 ...

    ResponderEliminar
  8. Hola, Silvia, muy delicioso e irónico diálogo, con un broche perfesto.
    Yo tengo un hijo de quince, y me dice, que sííí, que sííí, que vale, y le digo yo: castigado sin salir. Y me dice él: va a ser que no, papi. Y se larga.
    Muy bonito, blog, sí señora
    Saludos bloggeros

    ResponderEliminar
  9. · No se me ocurre que podría hacer esa madre a los trece. Buscaré un tutorial de fotografía que me lo explique.
    · Y esa madre ¿era normal?

    · Por la vía... vagones

    ResponderEliminar
  10. Mayores nos ponemos
    Será esa la diferencia
    La distancia con la adolescencia
    Temer hemos de temer
    Cuando empecemos a asustarnos
    Con lo que hacíamos, pero rememorado
    En nuestros vástagos…
    Un placer Silvia.

    ResponderEliminar
  11. Silvia es lo que nos toca ahora. ¿Oiste hablar del conflicto generacional? Seguro que sí, solo que antes cuando nosotros eramos "ellos" lo entendiamos. El problema es que ahora nosotros somos los sufridores.
    Paciencia y a cruzar los dedos para que todo salga bien ¿verdad?
    Un beso de colega.

    ResponderEliminar
  12. Esas son las contradicciones de The Mamas & The Papas: lo que considerábamos normal para nosotros ya no lo vemos tanto en nuestros vástagos. Y tendrán que tener sus propios errores y aprender de ellos, como los demás.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. jajajaja, que buen chiste!! aunque te confieso que yo a los 13 aun jugaba con muñequitas... jeje no con muñecotes jajaja.

    Un saludo grande para ti y gracias por pasarte.

    maysu

    ResponderEliminar
  14. Bejaranaa...Que hacias tú!!
    Ya te comemnté una vez que ahora empiezan los tira y afloja...a ver quién saca más. Tú empiezas ahora yo lo he pasado dos veces... todo pasa y vueve la calma:)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Ja ja ja, pues si, creo que eso es lo que le tendré que decir a mi hija. Me quedan aún 9 años y ya estoy acojonado ja ja ja

    Besos enormes

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja, ay, las madres. A veces pienso lo que yo hacía con la edad de mis hijos, y llego a la conclusión de que ellos son más "buenos", jajaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Lo que para mi era lo más normal, ahora lo traslado a mis hijos y solo veo peligros.Buen texto.

    saludos.

    ResponderEliminar
  18. Pero hija mía si sólo fue una bofetada....
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Este tipo de chistes inteligente son los que me hacen reir de buena gana... Esta buenisiiiimo jajajaja...

    Recibe un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Como siempre un placer haber vuelto a tu casa.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Jaja! Muy bueno!! tiempo que no te leo! Estoy volviendo al mundo del blog luego de siglos xD Saludos de Santiago!

    ResponderEliminar
  22. Muy bueno SILVIA, eso me pasa a mi, que me pongo a recordar lo que yo hacía (nada malo, eh?) y me dan ganas de encerrarlas en casa. Pero así es la vida y hay que vivirla en su justo momento. El problema es que ahora van un pelín más deprisa de lo que nos gustaría a los padres.

    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  23. Hablando en clave taurina, el tema es todo un "miura".

    Y el final de tu entrada: ¡Genial!

    ResponderEliminar
  24. ¿Cómo estás, Silvia?

    Muchas gracias por visitar mi blog.

    La verdad es que tanto la pubertad como la adolescencia son temas de gran interés para mí. Estudio Psicología y me interesa especializarme en la atención de adolescentes.

    ¡Un beso grande!

    Pablo

    ResponderEliminar
  25. ¡Que puta es la vida!!!!!!
    Jajajajajjajajajajaj.
    Un abrazo¡¡¡¡
    ....jajajajjajajajajjaja

    ResponderEliminar
  26. Hola hermanilla, he vuelto!!
    No se puede decir más en menos....
    También me he pasado por tu entrada anterior y por favor, no tengais en cuenta mi falta de elocuencia, estoy un poco oxidada.....
    Besos

    ResponderEliminar
  27. de vuelta por tu amistad, hoy comienzo a comentar para sentir que mi familia bloguer es especial. Tus palabras son un sentimiento que no se perdera en mi corazon porque eres un encanto que surcará caminos a mi lado aunque sea en el silencio.
    Besos amiga. Dicen que las madres son muy latosas, jajajajaja, pero el cariño de una madre es lo mas lindo del mundo y cuando falta es cuando te das cuenta. La vida es un regreso a un tiempo pasado pero solo hay que saber entender el presente y el futuro porque mirar en el pasado es dar marcha atras en la vida. Cuida para que te cuiden. besos Sylvia , siempre tan maravillosa.

    ResponderEliminar
  28. Tenemos que estar ahí, alertas, cuidando, pero permitiendo, cogiendo y soltando cuerda, cerca pero alejadas... ¡eso dicen... pero mira que es difícil madre!

    Te entiendo y me solidarizo, socorrooooo!!

    Besos,

    ResponderEliminar
  29. Hola amiga !!!

    El tema de la adolescencia, no es nada fácil y lo sabemos tod@s. pero lo importante y que me gusta de lo que has escrito. Es que nos olvidamos de lo que hacíamos nosotros cuando eramos adolescentes. No obstante -aparte de lo que dices- voy a sugerir algunas cosas:
    Creo que se debe concienciar a caulquiera adolescente, que tomen la responsabilidad de saber lo que tienen que hacer, en vez de prohibir o castigar.
    Me explico, hay formas y formas, pero algunas de ellas que funcionan realmente:
    Tema de la TV o PC... se dialoga y sobre todo a la hora de ir a la cama, no basta sólo con decir: Ven Linda, a la cama que es hora de dormir!!!... Así no sea actua. Lo lógico es nos vamos a la cama que necesitamos descansar para que mañana poadmos trabajar y tu hija mia puedas levantar descansada para ir al cole. Esto -si se hace realmente- funciona. Hay que tener tacto. Todos nos vamos a cada una de las habitaciones, previo paso de lavarse los dientes... y ya cuando estén durmiendo, si alguno de los adultos desea seguir viendo TV, o realziar algo en el PC puede hacerlo como leer, charlar con tu pareja, etc... Sólo es mantener las formas.
    Después en cuanto a los castigos, tienen que ser proporcionados, no se pueden realizar como generalmente se hace. Si un adolescente llega tarde a casa, no cumple con los estudios, tareas, etc... se habla con ellos y si siguen haciendo lo mismo ellos mismos saben lo que les puede caer. Por ejemplo: Si una/uno adolescente llega más tarde de la hora preindicada... que pase por la habitación matrimonial. Así uno puede apreciar en el estado que vienen. Si llegan con orden, sin beber alcohol, fumar, etc... se le dice:
    - Bueno pasa a la habitación, descansa y mañanas vamos a practicar un poco de senderismo, por ejemplo.
    En el caso, de que lleguen fuera de lugar: es decir, bebidos, oliendo a humos de cal, etc... no se le dice nada en ese momento fuera de lugar.
    - Bueno, que bien ya has llegado... descansa.
    Al dia siguiente, a la hora del almuerzo será imposible hablar con ellos -porque están aún dormidos- luego a la hora de la merienda o cena, se le comenta:
    - Bueno, como sabrás, has llegado... bla, bla... y se le impone un castigo lógico el finde siguiente no sales (pero no, un mes o tres meses como he apreciado en alguno de los casos)... Concluyendo, que casi los voy a aburrir... Todo es cuestión de concienciar, no de reprimir, ni de castigar, ni de prohibir.

    Seguiré informando, perdona Silvia que haya usurpado mucho de tu blog... pero me parece que era necesario y sino, pido perdón a todos por lo extenso del comentario.

    Unha aperta dende Lucus Augusti...

    ResponderEliminar
  30. DON VITO: Y es ahora cuando me doy cuenta de que repito las mismas frases de mi madre... Un abrazo!!
    ELCIO: Los hijos siempre serán nuestros "niños", a pesar del paso del tiempo. Besos mil!!!
    PEDROHUELVA: Pues sí... no se puede escupir muy alto. Besos!!
    GABRIEL CRUZ: Jajaja!!! Nada que no fuera lo normal a esa edad, pero... Besotes!!!
    DULCE: Nos empeñamos en creer que nos necesitan, cuando en realidad, somos nosotras quienes los necesitamos... UN abrazote!!
    EL XHABYRA: Hola, y bienvenido!!! El ciclo de la vida, tu lo has dicho, jajajjaaaaaaa!!! Besos mil!!!
    ANÓNIMO DE LA PIEDRA: Tiene guasa, si...jajjaja!!! Abrazos!!

    ResponderEliminar
  31. Pues ahora me asalta la duda: ¿qué carajos hacía la mocosa desgraciad a los 13 años?

    ResponderEliminar
  32. JOSE ANTONIO: Esas frases me suenan... Nada hijo, ánimo, que ya se les pasará la edad del pavo, jajjajaaaaaaa!!! Un abrazo!!
    ÑOCO: Jajajjaaaaaaa!!! Esa madre no era normal, no. De hecho, sigue sin serlo, jajajajaaaa!!! Vagones y vagones....
    EL CAMINANTE: Perfecta descripción, si señor. Besos!!!
    CHANCLAS: la cuestión es que mientras eres tu el que lo disfruta, todo está bien. Pero cuando te toca sufrirlo... eso ya es harina de otro costal, jajjaajaaa!!! Es lo que tiene hacerse mayores. Un besote!!!
    MANOLO: Pues sí, deben caer para aprender a levantarse, pero cuesta tanto permitírselo... Besazos!!!

    ResponderEliminar
  33. MAYSU: Pues sí hija, si. Los tiempos cambian y lo hacen a una velocidad de vértigo. ¡Miedito me da! Un abrazote guapa!!!
    LAURA M: Esto de ser madre debería de venir con manual de instrucciones, jajajjaaaaaa!!! Besazos cielo míoooo!!!
    DANI: De aquí a 9 años, todos calvos, jajajjaaa!!! Ánimo y al toro!!! Besotes!!!
    ELENA: Jajjajaaaaaaa!!! Eso mismo me ocurre a mi. Besotes!!!
    JESUS: Esa es la cuestión: a veces vemos más peligros de los que hay en realidad. ¡Para volverse loco! Besos!!
    MARINA: ¡Pero que bofetada! jajajjaaaaaa!!! Besotes!!!
    JAVIER MARTINEZ: Pues me alegro de haberte hecho reir. Besillos!!!
    HIPERIÓN: Como siempre, un placer que vuelvas. Besos !!!
    GAMALIEL: ¿que bueno verte de nuevo! Dale un achuchón a Santiago, jajaja!!! Besotes!!!
    MAR: Así es, cada cual tiene su momento y debe disfrutarlo. Un abrazote cielo!!!

    ResponderEliminar
  34. COCO: ¡ Que no eres bueno tío lokooooo! Jajjaaja!!!
    LAGUN: Pero un Miura con los cuernos bien grandes!!! Tu si que eres genial. Besazos!!!
    PABLO MARIOSA: Pues has elegido una especialidad peliaguda... Gracias a ti por regalarme tus palabras. Un abrazo!!
    MAX EGB: Jajajjaaaaaa!!! ¡Puta y reputa! Jajajjaa!!!
    NERIM: ¡Y cuanto me alegro de tu regreso, lo sabes! Menos mal que me hechas un cable con el bichejo este que compartimos...jajajaja!!! Besazos!!!
    SILENCIO: Gracias por tus palabras, siempre tan cariñosa. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  35. FLOWER: Mi niñaaaaaaaaa, que sorpresaaaaa!!! Me encanta tu casita nueva, que lo sepas. Me uno a tu sosorro, jajajjaa!!! Abrazos a tutiplén cielo!!!

    ResponderEliminar
  36. MONCHITO: ¡Coño, si sigues entre nosotros! jajajjaaaaaaaaa!!! Que rebueno verte de nuevo chiquillo!!! Besotes!!!
    QUINO: Un placer contar contigo, bienvenido!!! No podemos ir 24 horas con ellos, ni vivir su vida por ellos. Pero sí podemos y debemos advertirles de las consecuenciaas de sus actos. Es difícil la tarea, pero necesaria. Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  37. Bien dicen que tarde o temprano pagamos las que hicimos, y mira que no tengo hijos, pero como estoy es una ley no escrita, creo que habra que decirle como tu a tu hija, incluso ponerle un grillete en el tobillo... por si las moscas.

    Suerte! jajaja


    Besote Silvia!

    ResponderEliminar
  38. Que divertida entrada, es curioso leer los contextos tan diversos que le atribuimos, como si la vida fuera algo traicionero, me ha encantado.

    ResponderEliminar