miércoles, 21 de julio de 2010

LA CRUDA REALIDAD.

ME HE PERMITIDO RESCATAR ESTA ENTRADA QUE ESPERO OS GUSTE.

ESCRIBIRÉ ALGO NUEVO EN CUANTO ME PONGA DE NUEVO AL DÍA.


Llovía y hacía frío.
La humedad calaba sus huesos y su desgastado cuerpo temblaba bajo la raída chaqueta.

Caminaba sin rumbo fijo. A fin de cuentas, nadie le esperaba en ningún sitio.
Y ningún sitio esperaba su llegada.

Llevaba la mirada pegada al suelo, en busca de una colilla que echarse a los pulmones.
De vez en cuando rebuscaba entre la basura, anhelando siquiera un trozo de pan duro que engañase a su apaleado estomago.

¿Cuanto hacia que no comía caliente? No lograba recordarlo.

A su espalda, una ajada motxila guardaba sus escasas pertenencias: una camisa apolillada, un viejo gorro de lana, la foto de una mujer que no recordaba conocer pero, ¡Dios! que hermosa era..
Y poca cosa más.

De vez en cuando levantaba la mirada del suelo en busca de un sitio donde resguardarse y pasar la noche, pero la cosa estaba difícil.

En otros tiempos, los cajeros eran su cuna. Pero desde lo del pobre Huesos tenía miedo. A Huesos le habian apaleado mientras dormía en uno de ellos.
-Panda de bestias sin corazón- pensó malhumorado.

En ocasiones intentaba ser amable con ellos.
Ayudaba a las viejitas con las bolsas del super, cuidaba los coches de quien no encontraba aparcamiento... Y a cambio no recibía más que unas tristes monedas que apenas le llegaban para un bollo de pan tierno. ¡¡Malditos!!- mascullo.

La gente le rehuía, le miraba con desprecio, e incluso en ocasiones creyó atisbar miradas asqueadas.

¿Acaso tenía él la culpa de no tener nada?
¿Era quizá el culpable de tener por casa las calles?
¿Tal vez le culpaban por no trabajar?
¿Sería acaso posible que su pobreza provocase repugnancia?

No, el mundo no podía ser tan cruel.
Estaba seguro de que si lo pedía, la gente le ofrecería ayuda, le daría de comer o le cobijaría.

No podía permitirse el lujo de creer que el mundo le había olvidado.
No quería pensar que era un apestado.

Y decidió entonces probar suerte.

Pidió limosna al primer paseante con el que se cruzó, pero este le apartó de un manotazo.
- Bueno- pensó: -simplemente me ha tocado el más gilipollas.-

Volvió a pedirla a una mujer que pasó por su lado.
Pero esta salió corriendo aterrada.
- Joder- pensó- En verdad debería asearme un poco, debo parecer el mismísimo diablo.-

Un grupo de chavales se le acercaron y se dispuso a pedirles un pitillo, pero estos, le zarandearon y se burlaron de el.
-Juventud- pensó entonces- Sólo estaban bromeando.-

Seguía resistiéndose a creer que el mundo fuera en relidad tan cruel.

De repente sintió un profundo dolor en el brazo seguido de una cortante punzada en el corazón.
-¡Dios mio! -pensó -Un ataque.
 Pero tranquilo, por aquí pasa mucha gente, me verán aquí tendido en el suelo, y me ayudarán. Llamarán a una ambulancia, y esta pesadilla habrá teminado.

Pero la gente pasaba de largo, ni siquiera le miraban.

No podía creerlo, era cierto: el ser humano era cruel, malvado y despiadado.
Sentía ganas de vomitar.

¿Cómo habia estado tan ciego? ¿Cómo había podido creer en ellos?
Cerró los ojos, ya no quería ver mas.

Deseaba irse. Y se fue.

Al cabo de un rato llegó la ambulancia y se lo llevaron.
-Ahora- pensó -
Ahora que ya marché es cuando me véis.
Ahora que yazco en el suelo mojado es cuando me levantáis.

Ahora que ya no importa... Ahora ....

¡¡Cabrones!!


Silvia 09.

40 comentarios:

  1. La apatía de la humanidad es una triste realidad que nos pega a todos, estemos bien vestiditos o seamos unos indigentes, habría que detenerse a meditar sobre en qué clase de seres humanos nos estamos convirtiendo :P

    ResponderEliminar
  2. Son nuestros actos los que nos llevan al lugar donde estamos, se ha venido al mundo a luchar por un sitial y para ello estudiamos y nos armamos de principios y valores que son reconocidos por la inmensa mayoría de personas honestas e instituciones que la DEMOCRACIA pone para un mejor convivir de la sociedad con las personas. Si hemos llegado a estar solos es porque no cultivamos buenas amistades y porque nuestras acciones nos alejaron de nuestra propia familia y de la posibilidades de tener una y como somos irresponsables y por ende, inconcientes de lo que hacemos, creemos que la gente esta en la obligación de ayudarnos y darnos el apoyo económico y moral que necesitamos. Y cómo somos "muy cómodos" sentimos que LO MERECEMOS cuando no hemos hecho NADA para ello. Para llamar la atención el protagonista se desangró; vino la ambulancia; pero si yo fuera él, miraría mi vida y lo que he hecho de ella y creo que ese desangramiento lo hubiera hecho no como una manera de llamar la atención; sino, como una manera de acabar con una vida que EVIDENTEMENTE no conduje a nada. Pero para ese tipo de personas siempre es mejor vivir, sacando provecho de los demás o sino de la caridad (que es lo mismo). Un abrazo

    ResponderEliminar

  3. Y lo peor es que 'ellos' somos en muchas ocasiones 'nosotros'. Tus palabras pueden servirnos para reflexionar. Estamos intentando cambiar el mundo sin percatarnos de que debemos cambiar nosotros.

    por la vía... vagones

    CR & LMA
    ________________________________

    ResponderEliminar
  4. Churri!
    Ay perdona que no haya venido antes.... casi no te reconozco. Dónde está tu perfil en este nuevo súper diseño?

    bueno sé que eres tú y eso basta.
    Gracias por tus lindos comentarios -eres un sol.
    Y este post es muy bueno, por eso opino ha merecido la pena "reciclarlo"., para no olvidar la miseria que nos rodea y envuelve... constantemente.

    besotes :)

    ResponderEliminar
  5. EL DRAC: Pues no se por donde empezar pues no tengo muy claro si tu comentario es pura ironía, o es por el contrario tu opinión personal. Ya me lo dirás.
    Bien, que cada cual es responsable de sus actos, de acuerdo. Pero a veces la vida te juega malas pasadas, juega sucio contigo sin que puedas hacer nada. A veces, amigo mío, con intentarlo no basta. Creo que nadie pasa hambre ni pide limosna por gusto. Nadie vive de la caridad sin sentirse humillado. Nadie va descalzo en pleno invierno porque sí. Nadie elige vivir en la indigencia. Sin embargo, si elegimos ser o no indiferentes. Mirar de frente o retirar la vista. Juzgar o ayudar.
    Creo de verdad que la pobreza es un grave problema a día de hoy, y que se podía hacer mucho más de lo que se está haciendo. Miles de personas mueren cada año de frío y hambre en las calles. Otras tantas son apaleadas por el simple hecho de ser "sin techo". ¿Has pensado por un solo instante, que muchas de estas personas jamás tuvieron la oportunidad de tener una familia, amigos, un trabajo, o algún consuelo? Si nunca lo tuviste ¿Cómo puedes entonces conservarlo? Nadie se desangra por llamar la atención. Estamos aquí porque alguien quiso que estuviéramos y no por propia elección, no lo olvides. El que tiene suerte, nace en el seno de una buena familia y vive rodeado de buena gente que lo cuida, mima y protege. ¿Y el que no? Nace ya siendo un pobre desgraciado y muere de igual manera, sin posibilidad de elección en la mayoría de ocasiones. Ójala, amigo mío, ójala jamás nos veamos en una situación así. Te aseguro que yo pediría limosna, ayuda, comprensión y aliento. Y me gustaría que alguien me lo brindase. ¿A ti no?
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. GABRIEL CRUZ: La apatía de la humanidad es una grandísima putada, amigo mío. tendemos a la facilidad, y aquí lo más fácil es apartar la vista. Triste pero así es. Un abrazo!!
    ÑOCO: Ójala estas palabras sirvieran para que el que deba, reflexione. Esto ha sido mi particular protesta. La vía se ha llenado...son todos para ti!!
    DULCE: Jajajajaaaa!! PICHURRI!!! ya puse de nuevo mi perfil ¿me ves ahora? me alegro de tu regreso a esta vía cielo. No debemos olvidar, nunca. Besazos!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola enana. Buena historia. Pero es que yo estoy de vacaciones y el egoismo me puede...Ay dios.
    Nos vemos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¿Qué decir? Diré que no puedo tirar la primera piedra pues yo también soy de los que cometen ese tipo de pecados. Soy de los que caminan inmiscuidos en su propio mundo o de los que suelen ignorar a los indigentes que piden limosnas, o de los que muchas veces se apenan por la escena pero se quedan con eso, con las palabras, el pensamiento y carecen de la acción. Y no se me cae nada por reconocerlo. Sin embargo hay tantos que se creen capaces de arrojar la primera piedra y son tan hipócritas que dan náuseas.

    Mirá querida Silvia, el mundo convulsionado e hipócrita en el que vivimos a veces nos envuelve en jirones y nos ciega, nos da dósis de lo que no deseamos beber y sin pócima de antídoto. Todo es un boomerang en la vida. Va, vuelve, va, vuelve. Nunca va en una sola dirección y queda sin retorno. No. Tarde o temprano volverá.

    Con respecto al texto en sí debo decir que plasma la idea. Que deja graficada cual fue tú intención al escribirlo. Me ha gustado.

    Besote!

    ResponderEliminar
  9. Guao, una historia bastante subida de tono, pero interesante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Amiga, realidades que duelen...


    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. MARINA: ¡Hombre tita! Dichosos los ojos que te ven de nuevo por estos lares, jodía. Oye cariño, disfrutad a tope las vacances, que son bien merecidas. Besazos!!!!

    ResponderEliminar
  12. EL ERRANTE: Pues no se puede decir más claro! Tienes toda la razón. Y yo no voy de buena samaritana ni mucho menos, pues también soy de las que apaga la tele e intenta mirar hacia otro lado. Eso es lo fácil, lo cómodo y, tristemente, lo normal. A fín de cuentas, a cada cual le duele lo suyo. Pero no por ello, no por ignorarlo, el problema desaparece. Sigue latente, ahí, frente a nuestras casas. Yo solo digo que: SER INDIGENTE NO ES UN DELITO.
    gracias por regresar, siempre. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. RICARDO J. ROMAN: Duro, sí. Pero real. Besos!!!
    HIPERIÓN: En efecto, duelen. Sobre todo a quien las sufre. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. hola Sylvia, me da alegria verte y saber que estás de vuelta... aunque a ti no te sabrá igual. jjjjajajajajaja.
    Estas palabras son la cruda realidad y nadie sabe donde estará mañana . Debemos ser más humanos de lo que somos y percatarnos que eso esta conviviendo con nosotros y que poco caso se le hace.
    Sylvia, es una pena la desconsideración que se le hace a estas personas sin saber que mundo llevan en su interior ni cual es su vida.
    Buena entrada post-vacaciones. Eres un encanto. Besos , amiga.

    ResponderEliminar
  15. Oi Silvia...que bom que estás de volta...
    Espero que esteja tudo bem contigo?
    A vida as vezes nos coloca a prova, assim como em seu texto, ela nos faz olhar o outro com mis humanidade, isso quando carregamos dentro do coraçãoe da alm valores concebidos no seio de nossas familias...
    Não sei se entendi corretamente, mas é isso...
    bem vinda de volta ao nosso convivio...
    Um braço na alma
    Beijo

    ResponderEliminar
  16. Que dura que es esta realidad, duele leer estas cosas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Los sueños están tan cotizados en los últimos tiempos porque la realidad es así de dura.

    Besas reales

    ResponderEliminar
  18. Si tan siquiera pensáramos en que algún día nosotros mismos nos podríamos ver así, actuaríamos de otra manera. Pero no. Somos tan... tan... que ni siquiera en eso pensamos.
    Un beso.

    (Ya te comenté en un correo el motivo de haber dejado de entrar en internet por una época. Espero que entiendas que no es nada personal contigo. Nos mensajeamos en septiembre. Más besos.)

    ResponderEliminar
  19. ai veces que somos mas gente quando en nosotros no ai gente ninguna.

    ResponderEliminar
  20. Me ha encogido en corazón. Por donde vivo tengo la suerte por no decir mala de poderme encontrar con gente así. Y lo curioso de todas estas cosas, que a muchos se le antoja de pedir dinero pero yo como tal lo cambio por comida. Sí. Pienso que la vida es cruda y la gente es esgoista por no acordarse del más desvalido. Sin embargo, el hecho de estar en una calle no es una decisión personal sino más bien una opción de entre las miles que te ofrece la vida.
    Debemos unirnos y evitar tragedias como las que tu cuentas. Por ello hay que ser más humano y menos animal antisocial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. SILENCIO: No, jajajaaaaaaa!!! A mi se me hace un saborcillo amargo...pero nadie me va a quitar lo disfrutado ¿que no? Tienes razón mi silencioso amigo: si tan sólo fuéramos un poquito más humanos... tal vez, algún día. Ójala! Montón de besos para ti!!!

    ResponderEliminar
  22. ELCIO: Todo bien, si no fuera porque la rutina ha vuelto a mis días, jajajaaaaaa!!! como bien dices, la vida día tras día nos pone a prueba. Y depende sólo de nosotros mismos superarlas o no.pero hay quien no dispone de la fuerza o los medios necesarios, y es a ellos a quien debemos ayudar. Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  23. MATEO: Dule, sí, estamos de acuerdo. pero es necesario recordar que esto existe, que está ahí mismo, a nuestro lado. Y gracias a tí por tomarte el tiempo de leerme. Un placer contar contigo. Besos!!
    DANI: Hoy por hoy amigo mío, hasta el soñar sale caro. Un abrazo!!
    MIGUEL ANGEL: Todos nos cruzamos a diario con personas así, y sinceramente ¿Qué hacemos? Tomamos la opción más fácil: Volver la vista hacia otro lado. "Más humano y menos animal antisocial". me quedo con esta frase. Besos mil!!

    ResponderEliminar
  24. LAGUN: Lo se cielo, lo se. Hablaremos en septiembre. hasta entonces besazos y achuchones!!!!!

    ResponderEliminar
  25. hola kari,la verdad es que tiene que ser muy duro verte solo y que nadie te ayude,una gran putada,te quiero baby

    ResponderEliminar
  26. Un texto fuerte, real. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  27. Un texto muy real. Sólo se puede conocer a esas personas cuando se vive cerca de ellos y nos damos cuenta de que son como nosotros. Lo peor, o lo mejor, es que al leer tu entrada me he visto reflejado en algunas de esas personas que alguna vez han mirado con indiferencia. Otras veces ayudé. En fin, gracias por tu entrada.

    http://estarlocosoloporloco.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  28. Lo he disfrutado tanto como la primera vez que lo leí. Interesante lo que dices. ¿Podrá el mundo seguir soportando tantas injusticias o desequilibrios?

    ResponderEliminar
  29. Hola Silvi que lindo que te sirva la letra de mi cancion para cantarle a tu nena! :) me hace feliz!! por otro aldo kisiera uqe nos afiliemos!! agregame al msn gilixitana@hotmail.com

    un beso

    hasta pronto

    Gilli

    ResponderEliminar
  30. Tá bonito aqui...passando pra t deixar uma oração...

    Salmo 100 : 4
    Deus tem visto suas Lutas.
    Deus diz que elas estão chegando ao fim. Uma benção está vindo em sua direção. "Que hoje se realize tudo o que você quer. Que a Paz de Deus e o
    frescor do Espírito Santo estejam em seus pensamentos, dominem a noite em seus sonhos e esteja sobre todos os seus medos. Que Deus se
    manifeste de uma maneira jamais experimentada por você. Que seus desejos sejam atendidos, inclusive seus sonhos mais íntimos, e que
    suas orações sejam respondidas. Minha oração é para que você tenha mais Fé. Minha oração é para que seus espaços sejam aumentados. Minha
    oração é pela sua Paz, Cura, Saúde, Felicidade, Prosperidade, Alegria e um Verdadeiro e Eterno Amor a Deus."
    Um abraço na alma
    Bjo

    ResponderEliminar
  31. SANTI: Hola mi vida! Tiene que ser realmente duro y sumamente triste. por suerte, eso a nosotros no nos pasará nunca, porque siempre nos tendremos el uno al otro. SIEMPRE AMOR!!!! TE AMO!!

    ResponderEliminar
  32. CARLA: Lo realmente fuerte es la impasibilidad. Gracias por seguir regresando. Besos!!
    PROMETEO: Bienvenido y espero que regreses. Todos hemos volteado la cara en más de una ocasión. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Un abrazo!!
    RICARDO J. ROMAN: Y lo que es peor: ¿seguirá el hombre permitiéndolo? Besos mil!!

    ResponderEliminar
  33. GILIXITA: ¿sabes que la única persona que me llama SILVI es mi abuela? jajajaaaaa, ¡me ha gustado! Ok, te agrego y hablamos, aunque te advierto que soy sumamente perezosa. Besazos!!!

    ResponderEliminar
  34. ELCIO: ¡Que bonita oración! Gracias por tus buenos deseos. Deseos que son recíprocos, lo sabes. Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  35. triste realidad.

    pero te ruego, que sigas contandono sobre ese mundo ireal pero idilico que creastes.

    Quiero soñar.

    un beso

    ResponderEliminar
  36. gracias por pasarte por mi blog Silvia!!!
    un saludo!!

    ResponderEliminar
  37. PEDROHUELVA: Lo se amigo mío, muy triste. Pero así es la vida. Inventaré otros mundos, te lo prometo, y os los contaré. Besos!!!
    FERNANDO SALA: Gracias a ti por seguir viniendo. Saluditos!!!

    ResponderEliminar
  38. Por eso me molestan tanto esos fanáticos defensores de los animales que son capaces de desvivirse para encontrar 'hogar' para un ave herida pero no se conmueven de ninguna manera cuando ven un colega de especie, otro humano, un hermano, arrastrarse por la calle. Justificaciones para no moverse sobran.

    ResponderEliminar
  39. INDIGENTE ILETRADO: Una cosa no tiene porqué estar reñida con la otra ¿no te parece?
    Personalmente, me duele nuestra impasibilidad hacia el débil y necesitado. Y creo que no hacemos mucho para remediarlo. El ser humano es egoista por defecto.
    Y bien, también adoro a los animales y sufro cuando son maltratados, vejados o abandonados.
    Una cosa es bien cierta: La crueldad no tiene razón de ser, sea cual sea su destino.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar